Principios generales
Modelado

Los modelos imprimibles en 3D se pueden crear con un programa de diseño asistido por ordenador (CAD), mediante un escáner 3D o con una cámara digital y un software especial.
Los objetos impresos en 3D creados con CAD minimizan los errores y se pueden corregir fácilmente antes de imprimir, lo que permite verificar el diseño del objeto antes de imprimirlo.

El proceso de modelado y preparación de datos geométricos para gráficos 3D es muy parecido a las artes plásticas, como la escultura. El escaneo 3D es un proceso de recopilación de datos digitales sobre el objeto real, creando un modelo digital basado en el mismo objeto.

 

Impresión

Antes de imprimir un modelo 3D desde un archivo STL, primero se debe comprobar que no hay errores. La mayoría de los programas CAD dan errores de salida, como agujeros,  auto-intersecciones, etc… Un fichero STL puede ser reparado fácilmente. Habitualmente los ficheros STL hechos a partir del escáner 3D tienen más errores, esto es por la forma en que funciona el escaneado 3D, al ser punto a punto, la reconstrucción incluye errores en la mayoría de los ficheros.

Una vez acabado, el archivo STL tiene que ser procesado por un software denominado “slicer”, que convierte el fichero en capas y se forma un archivo en código G que contiene instrucciones para un tipo específico de impresora 3D (FDM impresoras). Este fichero de Gcode se puede imprimir con software de impresión 3D (que carga el código G, y lo utiliza para guiar a la impresora 3D en el proceso de impresión 3D).

La resolución de la impresora es el alto de capa impresa y la resolución X-Y en puntos por pulgada.

La impresión de un fichero con los métodos actuales puede llevar de varias horas a varios días, dependiendo del método y del tamaño y complejidad de la pieza. El sistema de  aditivos puede reducir el tiempo a unas pocas horas, aunque varía dependiendo del tipo de la impresora y del tamaño y número de piezas que se impriman a la vez.

La técnica como el moldeo por inyección puede ser menos costoso para la fabricación de piezas en grandes cantidades, pero la fabricación con aditivos puede ser más rápida y menos costosa cuando se fabrican cantidades pequeñas. Las impresoras 3D pueden dar a los diseñadores y equipos de desarrollo la capacidad de hacer piezas y modelos usando una impresora de pequeño tamaño.

 

Acabados

Algunos polímeros como el ABS, permite que trabajo final superficial sea liso y de calidad usando procesos químicos con vapores de acetona.

En la fabricación aditiva se pueden utilizar varios materiales en la fabricación de piezas. Con estas técnicas se puede imprimir en varios colores y no requieren pintura adicional.

Algunas piezas requieren que se hagan soportes internos para poder imprimir las características al aire durante la fabricación. Estos soportes deben ser después eliminados mecánicamente o disueltos al terminar la impresión de la pieza.

En  las impresoras 3D metálicas que existen en el mercado hay que cortar la unión metálica de la pieza metálica después de la “impresión”.